Ubuntu quiere saber más de ti, quizá demasiado.

Todos sabemos que Ubuntu es una distribución amigable que se ofrece de manera libre y gratuita a través del esfuerzo que Canonical y la comunidad de usuarios pone en su desarrollo y soporte. También sabemos y en lo personal me parece razonable que Canonical necesite unos ingresos para poder ser sustentable en el tiempo y continuar cumpliendo con los principios dados a la comunidad desde la primera versión de Ubuntu allá por 2004. En resumen, nadie quiere que Canonical sea comprada por Microsoft ¿o sí?

El problema es ¿dónde está el límite? Mejor explico lo que está pasando, aunque no debemos preocuparnos por el monto, lo aclaro más abajo. Desde Canonical acaba de anunciarse un nuevo programa voluntario para recopilar información de nuestros PC, a menos que como usuario optes por no participar.

“Queremos ser capaces de enfocar nuestros esfuerzos de ingeniería en las cosas que más les interesan a nuestros usuarios, y para hacerlo necesitamos obtener más datos sobre las configuraciones que tienen nuestros usuarios y qué software están ejecutando en ellas”  – Will Cooke  Canonical.

A grandes líneas, la propuesta pasa por añadir una casilla de verificación durante la instalación de Ubuntu que permita al usuario elegir enviar esta información de diagnóstico para  ayudar en el desarrollo de Ubuntu. ¿Pero qué datos son esos?

Lo que Canonical quiere saber de ti

  • Sabor de Ubuntu
  • Versión de Ubuntu
  • Conectividad de red o no
  • Familia de CPU
  • RAM
  • Tamaño de disco (s)
  • Resolución de pantalla (s)
  • Proveedor y modelo de GPU
  • Fabricante OEM
  • Ubicación (basada en la selección de ubicación realizada por el usuario en la instalación). No se recopilaría información de IP
  • Duración de la instalación (tiempo tomado)
  • Inicio de sesión automático habilitado o no
  • Diseño de disco seleccionado
  • Software de terceros seleccionado o no
  • Descargar actualizaciones durante la instalación o no
  • LivePatch habilitado o no

En lo personal estos datos no son muy diferentes a los que otras aplicaciones o sistemas recopilan de nosotros. Para ello se instalarán los paquetes Popcon, para detectar tendencias en el uso de paquetes y ayudarnos a enfocarnos en los paquetes que son de mayor valor para nuestros usuarios, y Apporrt, para enviar automáticamente informes de fallos anónimos sin interrupción del usuario.

¡Son mis datos! ¿y si alguien los intercepta?

Desde Canonical se han dado prisa en aclarar que los datos recogidos serán meramente estadísticos, que nunca se registrará IP alguna y que la transferencia de la información será mediante HTTPS. El problema viene a la hora de aclarar de qué modo tramitará esta información para garantizar nuestra privacidad. 

Este último punto ya no me gusta tanto. ¿Actualizará Canonical la política de privacidad de Ubuntu para incluir el nuevo cambio? Sí, por supuesto. Debe hacerlo y estaría bien que aclarase si estos datos mueren en Canonical o si se reserva el derecho a cederlos a terceros.  Aunque reconozco que ya son “cosas mías”.

Desde la lista de correo de ubuntu-devel por el momento los comentarios, salvo algún cascarrabias como yo, son positivos. Pero como usuario ¿qué opinas? ¿estás de acuerdo en ceder tus datos?

Comparte esta entrada:

Acerca de Miguel Parada

Curioso, me gusta saber cómo funcionan las cosas. Knowmad, Desarrollador Web, #Marketing digital, #socialmedia. HTML, #PHP, #JavaScript, jQuery, CSS y el editor mis herramientas. Uso #Linux ;)