Ubuntu cumple 10 años

Ubuntu cumple 10 años. Tal día como hoy el 20 de octubre de 2004 se liberó la primera versión estable de Ubuntu. Warty Warthog debe su nombre a que fue publicada “warts and all” (con verrugas y todo) y fue el primer éxito del proyecto iniciado por Mark Shuttleworth al fundar Canonical el 5 de marzo de 2004.

Ubuntu-desktop-2-410-20080706

Con la idea de construir la distribución más amigable y humana se tomó como base Debian (de tal palo tal astilla), Canonical se nutrió de un pequeño núcleo de profesionales a la que luego siguió una comunidad que no ha parado de crecer a hasta nuestro días.

Como curiosidad, este fue el correo electrónico con el que Mark Shuttleworth buscaba reclutar a los colaboradores que darían vida a Ubuntu. Gente como Jeff Waugh, Robert Collins, Thom May y Scott James fueron los pioneros. Por entonces la empresa se llamaba MRS Virtual Development (Mark Richard Shuttleworth).

Dear Friend,

How are you and your family hope fine?
I am Mark SHUTTLEWORTH, from the great country of SOUTH AFRICA.

Due to good fortune mine in business, I have come into money of the sum$575,000,000 (US).

I would like to with you discuss BUSINESS OPPORTUNITY, and solicit your confidentiality in this transaction.

Pleased to discuss by phone at your earliest convenience.

Tras un duro comienzo, cientos de pizzas y refrescos consumidos llega el momento de presentar el nombre del proyecto en el Debconf celebrado por entonces en Porto Alegre, Brasil. Warty Warthog comenzaba así su presentación al mundo. Conferencia tras conferencia el proyecto de Ubuntu se iba haciendo mas popular. Incluso Jeff Waugh y Scott James bromeaban en sus charlas con el nombre de la distribución:

– Mrs VD’s Warty Ubuntu? Sounds like an STI cream!
– Yes, it cures Red Hat.

– ¿Señora de VD Warty Ubuntu? Suena como una crema para infecciones de transmisión sexual!
– Sí, cura el sombrero rojo (Red Hat).

Por aquel entonces y como parte de su campaña de promoción, era posible solicitar una copia de instalación gratis. CDs que enviaban a tu casa y que luego podías repartir entre tus amistades. Mucho mejor que un CDR con el nombre de la distribución escrito a rotulador.

En 2004 estaba trabajando en Perú (por cierto, casualidades de la vida pronto estaré por ahí de regreso) y un compañero del trabajo me hizo llegar la primera copia que tuve en mis manos de Ubuntu. Era un clon de Debian, y debo reconocer que no me gustó el tono marrón y naranja del tema de escritorio y mala suerte que el Live CD no funcionaba en mi PC. Pude probarlo en uno de los equipos que teníamos para pruebas no sin algunos problemas.

Pero algo era evidente, la cosa iba a cambiar mucho. En posteriores versiones de Ubuntu se hizo no solo más popular sino incluso tan fácil de usar que llega a ser la primera opción para muchos “amigos informáticos” a la hora de recomendar que Linux instalar PCs de personas sin muchos o ningún conocimiento.

Todos mis equipos abandonan oficialmente Windows con Ubuntu 7.10 y 8.04. Supongo que no fuí el único. Porque ya no resultaba una palabra extraña.

Shuttleworth es una persona que en ocasiones causa cierta polémica (esto no es una democracia) en sus decisiones. Pero también acusa de ser un visionario. Independientemente de lo poco que nos guste o no Unity, su apuesta por la convergencia entre dispositivos móviles y de escritorio dará mucho que hablar. Quiero decir, Linux está en todas partes, en nuestros telefonos, Smart TV, e-readers e incluso es usado en lugares tan lejanos como la Estación Espacial Internacional o tan cercanos como las pantallas de información de aeropuertos y centros comerciales. Y aunque es cierto que esto es así gracias a los aportes de toda la comunidad Linux y defensores del software libre, Shuttleworth ha sabido darle ese toque para que hasta el más reacio a nuevas tecnologias sepa de Ubuntu, Linux y por tanto las posibilidades que ofrece.

No es la primera vez que escucho esto de que Linux es una moda pasajera, que nunca llegará a tener la cuota de usuarios de Windows (Ubuntu supera los veinte millones de usuarios en 2010), que incluso Ubuntu cerraría sus puertas al año siguiente de comenzar su proyecto. Estamos en 2014, diez años después, y todos sabemos que la historia solo está comenzando.

¿Y tú? ¿Cómo descubriste Ubuntu? Comparte tu experiencia en los comentarios. 🙂

Comparte esta entrada: