TOYOTA i-ROAD: El futuro ya está aquí. (Post Patrocinado)

fotografii_elektromobilya_toyota_i-road_ev_19881

El futuro ya está aquí. Cada vez más fabricantes están apostando por los vehículos eléctricos y principalmente por aquellos adaptados especialmente para poder moverse por ciudad. Esto implica una gran inversión tanto de fabricantes como del despliegue de toda una red de servicios como estaciones de recarga, adaptación de talleres y sobretodo que las personas dejen de ver lo eléctrico como el “bicho raro” y más como una opción deseable.

Muchos fabricantes se han puesto las pilas en tratar liderar y dinamizar el sector. Uno de los principales problemas está en la autonomía de sus baterías. Tenemos el ejemplo de Tesla y más recientemente Toyota que ha liberado gran parte de sus patentes para poder beneficiarse del desarrollo que haga la comunidad gracias a esto. 5,680 patentes diferentes sobre sus células de combustible y baterías. Ahí es nada.

Toyota es miembro de pleno derecho en la Linux Foundation y basa sus desarrollos en software libre y open source.

Recientemente nos ha sorprendido su TOYOTA i-ROAD, que por lo singular de su aspecto podemos definirlo como “una especie de cruce entre un coche, una moto y un carro de golf de fantasía”. Como una moto, es un triciclo eléctrico enchufable de tres ruedas equipado con la tecnología de inclinación activa “Active Lean”, que simula los movimientos de un esquiador. Es un poco como montar en la moto de luz de TRON. De ahí que decía que el futuro ya está aquí.

TOYOTA IROAD

La i-ROAD se conduce mediante un volante que mueve la rueda trasera y ésta actúa como un timón, respondiendo a los giros de éste, mientras que las dos ruedas delanteras se mueven automáticamente hacia arriba y hacia abajo en sentido opuesto, y aplica un ángulo de inclinación para contrarrestar la fuerza centrífuga del viraje. Para que no acabemos volcado un sensor de giroscopio ayuda a calcular la inclinación necesaria en función del ángulo de la dirección y la velocidad del vehículo.

TOYOTA IROAD

Los primeros en probar el i-ROAD son los habitantes de Grenoble gracias al programa”Cité Lib by Ha:mo” en octubre del pasado año. Toyota donó 70 unidades y se hizo cargo de su mantenimiento para hacer posible un modelo de movilidad urbana sostenible y ecológica muy interesante.

TOYOTA IROAD

Claro está que la idea está enfocada en ofrecer un servicio pensado para trayectos cortos. Para incentivar su uso e integrarlo dentro de las diferentes opciones de la ciudad, el programa cuenta con un sistema de descuentos para suscriptores anuales de los transportes de Grenoble, como MetroVelo, TAG, Itinisere o incluso tren con TER. La tarifa es por tiempo, hasta 15 minutos por tres euros y un euro menos para los suscriptores anuales de MétroVélo, TAG, Itinisère o TER.

Y como no puede ser de otra forma, es posible conocer la disponibilidad mediante una aplicación móvil llamada One-Mile Mobility Management System que nos informará de que unidades están más cerca, etc.

TOYOTA IROAD

En lo personal creo que este tipo de iniciativas son el comienzo. Está claro que todavía falta mucho para que sea totalmente normal ver vehículos eléctricos pero con el programa”Cité Lib by Ha:mo” y el i-Road aparece un concepto interesante. Podemos vivir fuera de las ciudades, ir a nuestro trabajo en coche o en transporte público, aparcar en las afueras, tomar un i-Road y en pocos minutos recorrer los pocos kilómetros que nos restan para llegar a nuestros trabajos. Y justo en ese tramo, donde antes se producían atascos, donde era imposible aparcar, donde nuestro vehículo se vuelve un autentico devorador de gasolina, en un futuro, que ya es ahora, podremos movernos rápidamente, en conjunción con el resto de medios de transporte, de manera silenciosa y ecológica, gracias a sus cero emisiones.

 

Patrocinado por Toyota, las opiniones son mías.

Comparte esta entrada: