Sintel: La magia de Blender sigue presente

La magia de Blender sigue presente, así lo podemos ver en Sintel, el nuevo corto de animación realizado enteramente con Blender que ha revolucionado Internet. Puede que muchos no entiendan el por qué de tanto revuelo, casi es mejor que comencemos haciendo un poco de memoria.

Fotograma de Sintel – 2010

La historia de Blender es una historia que podríamos llamar romántica. En 1995 era una aplicación propia desarrollada por el estudio de animación NEOGEO y NaN, fundada por Ton Roosendaal (su autor principal), era la encargada de su desarrollo y distribución. Por entonces Blender era una aplicación encerrada en una licencia privativa y muy diferente a lo que conocemos hoy.

En 2002 llegó la quiebra de esta empresa. Ya para entonces Blender contaba con una larga lista de fans que no estaban dispuestos a ver morir su herramienta favorita y se llegó al siguiente acuerdo: Ceder los derechos de Blender como código abierto y gratuito con una licencia GNU/GPL por una módica cantidad que ayudaría a sufragar las deudas existentes. Fue el inicio de una carrera para lograr recaudar la cantidad acordada, para lo cual se crea la Fundación Blender y se alcanza la cifra de 100.000 euros en donaciones en solo siete semanas. En octubre de 2002 Blender ya era libre al publicarse su código fuente, se había liberado de sus cadenas gracias a la aportación de cientos de desconocidos.

Desde entonces no ha cesado su desarrollo desde la Fundación Blender. Sin saberlo hemos visto numerosos vídeos, anuncios publicitarios, videojuegos y proyectos artísticos que han contado con la magia de esta aplicación. Por ejemplo, fue usado en Spiderman 2 (según Wikipedia).

Ya en 2006 se pudo ver toda una lección de las capacidades que ofrecía Blender para una edición profesional con Elephants Dream, el primer cortometraje realizado únicamente con herramientas desarrolladas bajo Software Libre, donde Ton Roosendaal participa activamente.

Debido al éxito de esta producción se crea el Instituto Blender donde se producen diferentes proyectos como las Open Movie Workshops (tutoriales realizados por participantes) y donde se dictan cursos oficiales para el uso de Blender.

De este instituto tenemos Big Buck Bunny, un corto de animación lanzado en 2008. Financiada con donaciones y pre-ventas de los DVD, toda la obra se distribuyó bajo licencia Creative Commons. Y fue presentado en numerosos festivales con un notable éxito.

Y ese mismo año también tuvimos noticias de Yo Frankie! Un delirante juego realizado por el Instituto Blender usando como base el universo y personajes del citado Big Buck Bunny, demostrando las capacidades de Blender para el sector lúdico.

Por supuesto, el trabajo del Instituto Blender no se ha detenido. Y es cuando llegamos a Sintel, estrenada el pasado 30 de septiembre, el nuevo corto de animación que ha revolucionado la red. Se trata de la tercera producción de la Fundación Blender.

Simplemente impresionante, no hay palabras para describir el trabajo realizado. Todo el corto está muy cuidado, sonido, ritmo, personajes, texturas, la atmósfera lograda en todo momento, efectos de iluminación. Un gran trabajo sin lugar a dudas. Actualmente podemos verlo en Youtube o descargar el vídeo en alta calidad desde la página web oficial, pero próximamente podremos contribuir a la financiación de próximos proyectos cuando se encuentre disponible la edición de cuatro DVD llenos de extras, el documental de cómo se hizo y dos DVD con tutoriales y datos usados para la realización del film.

Y llegado a este punto, ¿alguien duda a estas alturas del potencial ofrecido por Blender?

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Blender
http://www.blender.org/
http://orange.blender.org/
http://www.yofrankie.org/
http://www.bigbuckbunny.org/index.php/download/
http://www.sintel.org/

Comparte esta entrada: