rm -rf * el comando fatal.

>rmrf * es una instrucción peligrosa. Básicamente permite borrar sin pedir confirmación. Así que podríamos clasificarlo como un comando para suicidas o crédulos.

Crédulos, porque siempre hay uno, siempre que de tanto copiar y pegar ni se fija y las cosas pasan. Luego toca llorar o llamar a Telefónica a echarle la culpa al mundo y durante la pataleta decirle al pobre operador del centro de atención técnica que nadie le aviso y que esas cosas deberían decírselo cuando dan de alta la linea. @_@ (offtopic: esas cosas pasan, no miento)

Vamos a mostrar un truco que puede ser útil llegado el momento.

Desde un terminal escribimos. touch — -i
Ahora si por casualidad introducimos el fatal comando nos pedirá confirmación antes de borrar nada. No es la solución definitiva pero menos es nada.

Comparte esta entrada: