Review: Mini-U, miniPC con Ubuntu preinstalado.

Acaba de llegar un nuevo dispositivo que tenía ganas de probar. Se trata del Mini-U de Tuxy Computers. Una de las pocas marcas en nuestro país que distribuyen, con oferta a distribuidores en tiendas físicas, ordenadores con GNU/Linux (Ubuntu) preinstalado de serie, que amablemente nos han dejado echarle un vistazo.

El Mini-U viene a colocarse dentro del segmento de miniPC. Equipos pequeños,  muy silenciosos y de bajo consumo, que podemos instalar en cualquier lugar. Donde sus características técnicas lo hacen ideal para casi cualquier uso doméstico u de oficina. Evidentemente no nos vamos a poner en plan “ultimate gamer” con un dispositivo así, pero para navegar, escribir textos o ver alguna película es más que suficiente.

Primeras impresiones:

El envío se realizó a través de transportista. Lo típico, un sobre plastificado que contiene a su vez otro sobre bien empaquetado para resistir el trasiego que supone el envío.

Ya sobre la mesa abrimos la caja y nos encontramos un Mini-U protegido con plástico de burbujas, cable de alimentación y soporte de plástico para poder colocarlo de píe. Además de la tarjeta de garantía, recordando que el dispositivo cuenta con dos años, como cabe esperarse, número de atención técnica y correo electrónico de contacto.

 

IMG_20140902_105835

IMG_20140902_110017

Ya con las manos sobre el dispositivo. Una de las primeras cosas que nos sorprendió es su aspecto y acabados. Las fotos no le hacen merecida justicia, ya que aparece con un aspecto “plasticoso”. Nada que ver con la realidad. Su chasis es de aluminio y con buenos acabados. Y como se puede ver en las fotos el todas las conexiones van por la parte posterior del dispositivo. Toma de audio (micrófono y salida para altavoces), cuatro puertos USB, conexión red LAN (Fast Ethernet 10/100/1000), puerto VGA y salida HDMI para vídeo.

Lo único que afea el Mini-U son sus dos antenas superiores que bien podrían estar integradas. El punto positivo puede estar si necesitamos cambiar la antena por otra para mejorar la recepción podemos sin mayor problema. Como no se calienta casi nada y debido a su reducido tamaño podemos ponerlo en cualquier lugar, tanto en nuestro salón o escritorio, como parte de un nodo de una red WiFi local.

Analisis:

Cuenta con un procesador Intel Celeron Dual-Core a 1.8GHZ de 2MB de memoria caché montado sobre una placa Intel NM70 Express Chipset. En cuanto a la memoria disponible cuenta con dos módulos de memoria DDR que suman 4GB en total. La tarjeta gráfica (Intel HD Graphics) está integrada en placa y toma su memoria de la disponible en RAM. En cuanto al almacenamiento cuenta con 320 GB disponibles en disco duro. Lo que en conjunto se traduce en un dispositivo con un consumo de 12W. Y aunque esto no lo pone a la cabeza de los miniPC de menor consumo lo deja en un lugar respetable.

IMG_20140902_110359

 

IMG_20140902_110441

En cuanto al sistema operativo, el Mini-U cuenta con Ubuntu 14.04 preinstalado por defecto. La instalación es muy sencilla, conectamos el cable de alimentación, teclado y ratón y conexión de vídeo y pulsamos el botón de encendido. El arranque es rápido y en pocos minutos podemos personalizar la instalación con nuestro nombre de usuario y contraseña. Tras cargar las ultimas actualizaciones, se recomienda para disfrutar de un sistema estable, nos dispusimos a realizar algunas pruebas de rendimiento.

Desde luego, con las características del dispositivo podemos olvidarnos de jugar al último juego de moda, pero seguro se comporta bastante bien con otros títulos más modestos. Mueve con soltura juegos más comunes para Linux (Tux Racer, Open Arena, Nexuiz, etc) y otros del catálogo de Desura o  Steam como por  ejemplo Dead 4 Lead 2.  Durante las pruebas se ha comportado muy bien a la hora de abrir documentos con LibreOffice y su uso para navegar es más que correcto. La reproducción de vídeo es fluida, los más exigentes podrían usar el Mini-U como un centro de medios reproduciendo vídeo HD sin problemas.

Conclusión

Como decía al incio de este post, tenía muchas ganas de probar este dispositivo. Su precio de 320 euros me hacía dudar si era una buena opción a recomendar, sobretodo por el aspecto “plasticoso” que aparenta en las fotografías de su cátalogo. Pero pudiendo constatar que se trata de un duradero chasis de aluminio, nada que ver.  Las dos antenas lo afean un poco, pero entiendo que es cuestión de gustos. Los acabados son muy buenos salvo por la peana de plástico blanco que lo desluce un poco. El comportamiento para un uso domestico o de oficina es bueno. Pudiendo darle uso como un PC de escritorio, servidor o media center sin despeinarse. De hecho durante las pruebas el dispositivo apenas se ha calentado, incluso reproduciendo vídeo HD, lo cual es significativo. Y por supuesto, cero ruidos al contar con un sistema de refrigeración pasiva.

En resumen el Mini-U parece una solución bastante completa para los que buscamos un equipo con Ubuntu con un buen equilibrio entre precio y prestaciones razonables.

Comparte esta entrada: