Probando el bq Aquaris E4

IMG_20140929_134241

Hoy me he comprado un Aquaris E4 de bq. Soy usuario del Aquaris 5HD, así que con la idea de hacer un regalo ya tenía un poco claro lo que estaba buscando.

El terminal ya tiene un poco de tiempo en el mercado, concretamente se puede encontrar en tiendas desde el mes de mayo y tiene un precio y características muy a la par del Motorola Moto E. Ambos los modelos más económicos de ambas compañías.

Así, ya en la tienda, mis “dedazos” pusieron sus huellas en el terminal de muestra. La respuesta de la pantalla es envidiablemente rápida. Pulsar y abrir, casi sin esperas. Gracias al procesador de 4 núcleos ARM Cortex-A7 a 1,3 GHz (el Morotola es un 2 núcleos ARM Cortex-A7 a 1,2 GHz). En cuanto a memoria está dentro de lo normal para este tipo de equipos y gama. 1 GB de RAM y 8GB de almacenamiento (ampliable mediante microSD a 32GB). Vamos que nada mal si lo pensamos.

Y no lo pensé mucho más. Ya en casa toca personalizar algunos ajustes. Ya sabéis, ese modo madre “configuralo tú que sabes más de esto” jedi nivel experto. Contra eso no se puede discutir. 🙂

IMG_20140929_134635 IMG_20140929_134752

Una vez abrimos el paquete, tenemos el terminal ante nosotros. Conectamos la batería (1700 mAh) y encendemos. Está casi completamente cargada, así que podemos usarlo desde el primer minuto. ¿Y qué hacemos? Tocar, tocar y tocar. Destaca su cámara exterior de 8 megapíxeles capaz de grabar Full HD

Durante las pruebas se ha comportado bastante bien. Todo un salto hacía adelante. Por cierto, fotos muy estables, definidas, y buen tratamiento del color. 🙂

Otra cosa a agradecer es que el sistema está limpio. Android KitKat sin mayores flores. Nada de software propio que haga más lento nuestro terminal o con opciones no deseadas que luego no podemos desinstalar. Algo que agradezco que sea así.

IMG_20140929_135404 IMG_20140929_135542

En conclusión creo que he hecho una buena compra y seguro que mejor regalo. El aspecto general del terminal es robusto y compacto, sin nada que envidiar a terminales de otros fabricantes o gama superior. Evidente que no es el último terminal de moda, pero con su comportamiento y aspecto parece que puedo asegurar que este terminal pasará muchos años al lado de su nuevo dueño. 🙂

Comparte esta entrada: