Probamos Opera 10.60

>Opera es un navegador que siempre sorprende, no solo por ser un innovador compulsivo, sino por su velocidad y su compromiso con los estándares, ofreciendo soporte para casi cualquier plataforma conocida. En su versión para Linux, vemos cómo la rama 10.5x abandonó las librerías Qt, y optó por usar las primitivas X11, garantizando la integración “nativa” con el escritorio usado (Gnome, KDE, Xfce, e17, lxde, y demás).

Aunque los usuarios Linux hemos visto cómo Opera lanzó versión tras versión de su rama de desarrollo 10.5x sin ver una versión estable, Opera ha decidido dar el salto a la rama 10.6x y ofrecer tanto para Windows, Mac y Linux, una versión 10.60 final sincronizada.

Opera quiere recuperar su trono como el navegador más rápido del mercado, y así lo demuestra en esta entrega, en diversos sitios hablan de las velocidades descrestantes (impresionantes) de Opera 10.60, que incluso ha llegado a superar la versión de desarrollo de Google Chrome 6.

Hay que recordar algo, Opera nos ofrece un lector de feeds, un cliente de correo muy completo, widgets de escritorio, un gestor de descargas y de bittorrents integrado, cliente de chat IRC, una herramienta de depuración (Dragonfly) … y se me olvidaba, un navegador. En esta versión encontraremos:

Un speed dial más estilizado, con un agradable fondo predeterminado (que podemos cambiar en cualquier momento). Como siempre, se pueden editar los sitios que queramos tener en nuestro speed dial, así como aprovechar el tamaño de todo tipo de monitores, teniendo una malla de páginas desde mínimo 2 x 2 hasta 5 x 5.

Funciones únicas en Opera: Unite, que transforma nuestro PC en un nuestro propio servidor usando diferentes aplicaciones (una de las mejores aplicaciones Unite que he podido encontrar es file sharing, que me ha sacado de más de un apuro en mi red local); Turbo, especial para redes lentas (como redes 2G), la cual usa la misma tecnología de compresión de opera mobile; Link, potente servicio de sincronización de marcadores, speed dial, notas, historial de navegación, la cual nos permite visualizar nuestra información desde cualquier lugar y desde cualquier navegador.

Nuevo menú principal, que hace más fácil el ocultar la barra de menú y centrar todo en un solo menú global.

Mejor gestión de zoom en las páginas web.

Hosted by imgur.com

Mejoras en las miniaturas de las pestañas, ahora las pestañas que pertenezcan a funciones internas de operas como el gestor de descargas o el cliente de correo mostrará un icono (aún en estado experimental).

Hosted by imgur.com

Opera es el único navegador con pestañas privadas, esto quiere decir que podemos alterar nuestras sesiones de navegación privada con nuestra navegación normal sin abrir nuevas ventanas. Además de las mejoras estéticas, las mejoras en rendimiento son notables, mostrando que tiene uno de los mejores motores javascript (Carakan) según el test Sputnik de Google.

Hosted by imgur.com

Opera también demuestra sus capacidades en HTML5 en los test HTML5 y BetaHTML5.

Hosted by imgur.comHosted by imgur.com

En resumen, Opera es una opción muy interesante y eficiente para Linux (a pesar de no ser open source), no solo por su seguimiento milimétrico a los estándares web (fue el segundo navegador en pasar el Acid Test 2 y el primero en llegar a 100/100 en el Acid Test 3 usando un motor de renderizado diferente a webkit), sino por la gran cantidad de prestaciones que ofrece, donde la velocidad pierde relevancia y el beneficio obtenido es mucho.

Comparte esta entrada: