Probamos el Slimbook Pro2

“El mejor amigo de un programador es un buen hardware.” 

El pasado mes tuve el placer de asistir al Joomla Day celebrado en Vigo. Parece que es un tema tabú pero creo que hay dos tipos de desarrolladores. Aquellos que  no quieren complicarse y otros que buscan poder extraer hasta el último byte de rendimiento de su hardware. Los primeros prefieren usar claramente MAC, los segundos son más de PC.

¿Qué sucede entonces con aquellos programadores que buscan sencillez pero a la vez potencia, que aprecian la elegancia de un MacBook pero no quieren abandonar la libertad de un PC, que prefieren viajar a trabajar en una oficina? En resumidas cuentas ¿Desarrolladores que necesitan un equipo que aglutine lo mejor de ambos “mundos”? 

Para aquellos que no lo sepan Slimbook es una marca que comercializa en nuestro país portátiles destinados a un público exigente que necesita un equipo potente pero que a la vez no quiere renunciar al mejor diseño y, por supuesto, con la libertad de disfrutar de su distribución GNU/Linux preferida sin complicaciones.

En Ubuntizando he tenido la oportunidad de probar el último modelo de Slimbook, el Pro2, una evolución de su línea de ultrabooks profesional y estás son mis impresiones.

Características técnicas:

El Slimbook Pro2 es un ultrabook que presenta una sólida construcción en aluminio pulido en toda su carcasa exterior. Esta característica le dota de una imponente presencia, bajo peso y probada resistencia a golpes. Podría compararlo con un MacBook pero cuenta con señales de identidad propias que le dan un aspecto diferenciado y elegante.

Con unas dimensiones de 32,9 x 22,5 x 1,42 cm y un peso de apenas 1,3Kg cuenta con una pantalla de 13,3 pulgadas, que según la configuración que elijamos en el momento de compra puede tener acabado mate o brillo y ofrecer resoluciones FullHD 1920 x 1080 en Mate o QHD+ 3200 x 1800 HiDPI en Brillo.

El Pro2 cuenta con procesadores Intel de octava generación, concretamente el equipo analizado monta un  Intel i5-8250U a 1.6GHz y función Turbo Boost a 3.4GHz y 6M de caché, 16 GB de memoria RAM DDR4 a 2400Mhz ampliable a 32GB , 250GB SSD M.2 de almacenamiento capaz de ofrecer una velocidad de transferencia de hasta 2.200MB/s. Sí, has leído bien. 😉

En el apartado gráfico cuenta con una Intel UHD 620 capaz de mover con soltura la mayoría de videojuegos actuales, exigentes aplicaciones gráficas, etc.  

Dispone de múltiples opciones de conectividad. Pudiendo conectarnos a Internet mediante WiFi o conexión por cable ethernet. Además cuenta con 2 puertos USB3, 1 puerto USB de tipo C,  Display Port y HDMI. Y finalizando destaca su batería de 4 celdas de litio de 3100mAH / 36 Wh.

El conjunto de características técnicas del Slimbook Pro2 lo pone en una muy buena posición frente otras opciones de marcas mucho más populares.

Primeras impresiones:

La caja del Slimbook Pro2 es bastante sencilla y sin pretensiones. Quiero decir que no es la típica caja llena de ese grafismo que pretende impresionarnos de primeras. 

En su interior y perfectamente protegido  encontramos el ultrabook, su cable cargador y la documentación referente a su garantía y características. 

En Slimbook quieren ofrecer un aspecto cuidado y de calidad hasta el más pequeño detalle.

De construcción muy sólida y ligera el Pro2 es un equipo que cuenta con acabados de primera calidad. Como ejemplo su teclado retroiluminado que destaca  por la comodidad  de su tacto y distribución, nada que ver con la sensación “plasticosa” de otros fabricantes que intentan ahorrarse aquí unos céntimos. 

Lo mismo ocurre con el chasis en aluminio que protege el conjunto del equipo.  Nada de plástico. Se nota que en Slimbook quieren ofrecer un aspecto cuidado y de calidad hasta el más pequeño detalle.

Con Ubuntu 16.04 el Pro2 logra iniciar el sistema en apenas ocho segundos. Solo necesitamos unos pequeños ajustes en la activación configurando nuestro usuario y ya podemos disfrutar de nuestro escritorio. No necesitamos hacer más pues todo se encuentra perfectamente configurado y actualizado.

Slimbook pro2

No sé si os habéis fijado en la fotografía pero la tecla función tiene un pingüino impreso en serigrafía. 😉

El Pro2 cuenta con un gran trackpad perfecto para poder ser usado con comodidad.

En los laterales del equipo podemos ver el montón de conexiones disponibles. Es una locura. Cuenta con un puerto RJ-45, lector de tarjetas a los puertos USB 3.0 y tipo C en el lateral derecho y conectores de audio, USB 3.0, puerto SIM (no lo he probado) y toma de corriente a su izquierda.

Slimbook pro2

Si os fijáis los Slimbook también incluye una pegatina “Powered by GNU/Linux” de lo más vistosa.  😉

Para las pruebas gráficas estuve un buen rato disfrutando de SuperTuxKart en su máxima configuración de detalle  y en todo momento pude disfrutar de 60 fotogramas por segundo sin ralentizaciones ni tirones. Lo más interesante, además de la ausencia de reflejos en la pantalla, gracias a su pantalla mate, y la buena definición de color, fue que el ventilador parecía ausente apenas perceptible durante el juego. Un detalle curioso que me llevó a preguntarme si estaba funcionando en realidad.

Así que probé a ponerlo en una prueba de estrés durante unos sesenta segundos al principio y luego por un tiempo mayor cercano a 20 minutos (stress-ng –class cpu –sequential 8  -t 60 -v –tz) y sí, el ventilador comenzó a moverse tal como era de esperar manteniendo la temperatura de la CPU en valores aceptables.

En general el PRO2 ofrece un buen desempeño. Gracias a su CPU y sus 16GB de memoria prácticamente no hay aplicación que se resista ofreciendo un fluido y una autonomía de entorno a 4 horas de uso normal. Aquí abría agradecido un poquito más pero también entiendo que en tan poco espacio es difícil poder añadir una batería mayor sin aumentar el peso final del equipo. Supongo que Slimbook a querido premiar la movilidad frente otras cuestiones aunque es posible arañar unos buenos minutos extra gracias a la utilidad Slimbook Battery incluida por defecto.

Cosas que Slimbook hace y otros fabricantes no:

En Slimbook son también desarrolladores de software y aquí un detalle que me gusaría destacar.

En Slimbook no solo desarrollan aplicaciones propias para lograr el mejor rendimiento y experiencia de usuario para su hardware sino que estas mismas aplicaciones son desarrolladas pensadas en poder ser usadas en nuestros equipos con independencia de si son Slimbook o no. Así con Slimbook Essentials podemos mejorar nuestro rendimiento o instalar utilidades para mejora de nuestro sistema.

¿Por qué hace Slimbook esto? La razón parece dada por su compromiso por el software libre, siendo quizá la marca española que más esfuerzo está poniendo en estos momentos. Y para una pequeña marca esto ya es mucho decir. Por cierto, otra curiosidad, su sitio web está desarrollado íntegramente en Joomla y en ella encontraremos un foro de soporte donde podemos realizar consultas técnicas sobre nuestros equipos y han logrando una activa comunidad de usuarios que además aportan ideas para mejoras en futuros modelos.

Otro detalle importante es que en el caso de que queramos reparar nuestro portátil prescindiendo del soporte técnico de Slimbook, es posible adquirir el reemplazo que queramos directamente desde su tienda online. Tan sencillo como seleccionar nuestro modelo y acceder al despiece del mismo. Sobra decir que esto hoy en día no lo hace nadie.

Lo bueno y lo malo:

Llega el momento valorar los pros y contras del Slimbook Pro2. Lo cierto es que me ha gustado mucho este ultrabook y ha sido todo un flechazo a primera vista pero…

Pros:

  • Peso muy reducido
  • Chasis de aluminio
  • Teclado muy cómodo y retroiluminado
  • Potencia y rápidez
  • Silencioso (demasiado)

Contras:

  • 4 horas de batería saben a poco
  • No incluye lector de CD (ya nadie los usa y es un ultrabook).
  • Que no pueda ser más perfecto.

Conclusiones:

El Slimbook Pro2 es un excelente portátil y, salvo por la duración de su batería que puede resultar un poco escasa en según que ocasión, un gran compañero de aventuras en nuestros desplazamientos. Ligero, potente y con un rendimiento y una respuesta asombrosa. Además en la tienda online de Slimbook podemos personalizar nuestro pedido optando por procesadores i5 o i7 de octava generación, nuestro sistema operativo preferido, etc.

Llegado a este punto el precio del Pro2 se sitúa desde los 829€ y es muy inferior en comparación a lo que nos costaría un MacBook y con unas prestaciones muy similares. Sin duda recomiendo su compra. Si eres desarrollador y estás pensando en comprar un equipo de la marca de la manzana primero deberías probar este Slimbook antes de decidirte. Avisado quedas. 🙂

Luego de las pruebas mi Slimbook descansa cual gatito viendo la televisión mientras sueña con nuevas aventuras 😉

Si te ha gustado esta review Slimbook ofrece además un descuento especial BlackFriday para los lectores de Ubuntizando de 50€ en la compra de tu Pro2 al introducir el siguiente código de descuento: DescuentoPRO2ubuntizando

Date prisa pues la oferta es por tiempo limitado (finaliza el próximo lunes). No te quedes sin tu Slimbook Pro2

Comparte esta entrada:
  • Heces

    Va sin marcos.

    • Miguel Parada

      Sin marcos?

  • javierchiclana .

    Lo he estado sopesando porque necesito un portátil nuevo pero no me ha convencido.

    Los cálculos de batería no coinciden, las celdas de litio tienen 3,7 voltios.

    Es normal que tenga poca batería, el espacio de los ultrabooks es muy reducido y aunque no montes un segundo disco duro tiene ese espacio inutilizado. Le sitúa en desventaja con la competencia, a no ser que quieras montar un segundo disco.

    Tiene un aspecto “viejuno”. Los ultraportátiles top se fabrican con marcos de pantalla más estrechos.

    Una de las ventajas de los ultraportátiles es que al ser tan ligeros los llevas a cualquier sitio por eso muchos no ventilan por el suelo, lo hacen por los laterales… para que puedas dejarlo sobre una superficie blanda, sofá o cama. Con este no es posible.

    • Raúl

      mmm, no leo yo que se diga en la review por donde ventila este modelo, lo que se dice es que el ventilador no está activado casi nunca, con lo que poco importa.
      Igualmente mola mucho acabado en aluminio y es potente, genial por linux.

      • Miguel Parada

        Hola Raúl,
        Sí, ventila por la parte inferior. Quizá sea algo a mejorar en el próximo modelo. Ahora bien… hay que hacer mucho follón para que el ventilador comience a moverse y tan fresco. Es una bestia.

    • Miguel Parada

      Más o menos es lo que dan. Si te pones a jugar a un juego un poco duro la bateria apenas ofrece una hora pero si vas a navegar o usar libreoffice sí, 4 horas aproximadas. 🙂

      Los marcos, a más pulgadas más $$$. 13,3 de todas formas no está nada mal y más viendo la resolución que ofrece. 🙂

      El ventilador está situado en la parte inferior donde toma el aire efectivamente. Lo ideal es que lo tomara en el lateral que está en la pantalla, ahí coincido. También es cierto que apenas se nota su funcionamiento. Mi Lenovo X230 es mucho más ruidoso en comparación y ya es decir.