Polonia es pionera en el primer programa nacional Open Source de libros de texto

Termina el curso y es momento de echar cuentas. ¿Cuánto nos hemos gastado en material escolar este año? ¿Cuánto tocará el próximo año? ¿Por qué los libros de texto valen tan caros y deben cambiarse cada año? ¿Varía tanto el contenido? Son algunas de las preguntas que nos hacemos y que no tienen fácil respuesta. Algunos centros educativos y asociaciones de padres promueven el compartir o el préstamo de libros de texto, el generar sus propios apuntes, etc pero no deja de ser anecdótico.

Tenemos que ir un poco más lejos para ver como otros países se lo toman en serio. Es el caso de Polonia que es pionera en el primer programa nacional Open Source de libros de texto. “¿Libros de texto open souce?  ¡Comunista!” – diría el abuelo cebolleta, pero no, nada que ver.

El acceso a los materiales educativos varía constantemente en todo el mundo. Muchos de los países con ingresos bajos y medios no tienen acceso a libros de texto y los que existen en ocasiones son anticuados. Sin embargo dos iniciativas en Polonia reciben libros de texto gratuitos y abiertos en las aulas. Estos libros de texto disponibles en línea y que pueden ser fácilmente adaptados, traducidos y mejorados por los profesores y estudiantes. Con esta iniciativa, que a mi criterio democratiza el acceso a una educación de calidad, Polonia es el primer país del mundo que apoya un programa nacional abierto de libros de texto.

Y ahora aprovecho para hablar de mi “libro”. Hasta hace poco era alumno de la UNED (Universidad Nacional de Eduación a Distancia) y sabéis qué… supuestamente no se puede “estudiar de apuntes” y hay que comprar sí o sí los libros de cada asignatura para poder hacer las prácticas entregables que vienen incluidos y cómo se venden a precio de cuerno de unicornio que sumado al precio de las matrículas (y como suspendas y te toque volver a matricularte…) hace la cosa un poco difícil. Y no te quejes, que si te quejas mucho o compartes tu libro con otros alumnos igual te abren expediente y te quedas sin poder cursar ese año. Huelga decir que ya no estudio en la UNED así que me da igual, solo es mi ejemplo particular y aprovecho la noticia como mi momento de pataleta protesta. Además lanzo la siguiente pregunta. ¿Para cuando una iniciativa así en nuestro país apoyada por instituciones públicas?

Comparte esta entrada:
  • Jesús C. Montero Fuentes

    Yo recuerdo que en la escuela de mi pueblo, cuando yo estudiaba E.G.B. (allá por los 80) allí, se optó por comprar con un dinero que tenía el centro libros de texto para todos los alumnos (éramos 30) y que éstos fueran pasando de alumno a alumno cada año; lo que hizo que ninguna de las familias que tenían hijos en edad escolar en el el pueblo tuvieran que gastar ni un solo duro en libros de texto durante años.

    Lógicamente, con la llegada de la LOGSE, pues ese sistema se fue al traste y hoy en día los libros de texto no pueden ni siquiera pasarse de hermano a hermano, ya que lo que han ido promoviendo las sucesivas e inútiles reformas educativas en España es hacer inviable que un libro de texto valga de un año para otro, al fin y al cabo para nuestros políticos la educación, además de un arma arrojadiza, es un negocio… Así nos va.

    Dicho esto y contada ya la “batallita”, me parece una idea espectacular

    • Miguel Parada

      Hola Jesús,

      ¿Batallita? Al contrario. Una realidad. Yo también viví la EGB y supongo que también era un tema social. Quiero decir… casi todos los que estudiábamos en un colegio de la EGB veníamos del mismo barrio o cercano así que había mucho afinidad, nuestros padres se conocían y la APA funcionaba mejor. Con la LOGSE un descontrol… los niños juegan en sus barrios con amigos que no son sus compañeros del colegio, los padres están desconectados salvo para rajar por Whatsapp, y las editoriales se forran cambiando temario día sí y día también a base de mover una foto aquí y allá.

      El año pasado mi sobrina de 8 años no sabía ni multiplicar pero eso sí su libro de clase tenía lindos dibujos para colorear. Un desastre.

  • Diegnu

    Esto pasa por las sucesivas y cuestionables mejoras del sistema educativo de nuestro “maravilloso” país. Con cada legislatura cambia el currículo educativo, el temario y su orden. Bueno, más bien sólo el orden, el temario es igual.

    Sin pacto educativo que garantice la estabilidad de la enseñanza es imposible, y se ve igualmente en las aulas. Y la parte de los libros ahí sí hay un pacto. ¿Recordais el pacto Microsoft/IBM en el que un ordenador no podía venderse sin sistema? Es lo mismo, pues los centros hacen pactos con las editoriales y a su vez el gobierno garantiza la renovación del material más caro. No se vende colegio sin editorial. Todo intereses creados que impiden el verdadero crecimiento.

    • Miguel Parada

      Interesante la comparación Microsoft/IBM. Pero sí es cierto que las editoriales hacen un buen negocio pactado por las diferentes administraciones.