Pac-Man vuelve. Más allá del error 256

Pac-Man es un mítico vídeojuego. Los más veteranos lo recordamos por las innumerables horas que nos ha hecho pasar delante de la pantalla. Creo que es uno de los juegos más grandes de Namco. Su endiablada dificultad no afectaba a su jugabilidad, era terminar una partida e introducir más monedas para continuar intentando comer todas las fichas antes de que los fantasmas nos dieran caza para saltar de nivel.

pacman-arcade-2015

Mítico es también su error  en el nivel 256, dicho de otra forma, su nivel final donde al superarlo el juego sufría de un bug que hacía que no pudiera continuar. El número de 256 es informáticamente curioso porque es potencia de dos (28) y es la cantidad de números que se pueden almacenar en un byte de ocho bits (del 0 al 255 o del 1 al 256, según se mire). Teniendo en cuenta la poca capacidad de memoria de las “máquinas” de la época, normal que Pac-Man al encontrarse con un humano capaz de alcanzar dicho nivel acabase por romperse 🙂

Pac-Man 256: laberinto sin fin [iOS, Android, Kindle] ya está disponible para todos sus fans y toma como partida justamente ese “nivel de la muerte” en una carrera sin fin donde debes comer fichas, frutas, fantasmas y como el juego está corrupto, pasan cosas. Y hasta aquí podemos leer. ¿Unas partididas? 😉

 

 

Comparte esta entrada: