Mi reino por un .zip

Si Ricardo III viviera en nuestros días, la frase “Mi reino por un .zip” tendría mucho sentido. Ni idea de lo que hablo, ¿cierto? Mejor os explico la historia.

Los que estudiamos en la UNED estamos de exámenes y es ahora cuando toca desempolvar todos los apuntes, trabajos, practicas y exámenes de años anteriores para ponernos a estudiar muy duramente. Sé que deberíamos estudiar durante todo el año, pero es lo que toca.

Son estos días cuando el Whatsapp echa humo en grupos de estudio y cuando surgen los mayores imprevistos. Una amiga me llamaba porque no podía descomprimir unos apuntes ya que por lo que fuera generaba error y la pobre estaba desesperada. No había forma, intentarlo y se generaba error.

Hay que decir que .zip que es muy popular, no es el mejor formato para comprimir nuestros documentos. Tiene tendencia a devolver errores CRC que no son recuperables. Para entendernos, la verificación por redundancia cíclica (CRC) es un código de detección de errores, sirve para verificar la integridad de los datos de nuestros ficheros mediante un sencillo cálculo si el documento que tenemos entre manos tiene errores.  De manera más simple, imaginemos que un paquete pudiera pesarse a si mismo en el momento de su envío, y una vez en nuestra casa volviera a hacerlo pero con unos gramos de menos de resultado. El paquete no se abriría y nos invitaría a devolverlo a la tienda.

Por suerte disponemos de herramientas que permiten descomprimir un archivo comprimido pasando por alto los posibles errores que encontremos.

bsdtar xf archivo.zip

Donde archivo es el nombre de nuestro fichero.

Si fuera un .rar (también bastante común) la cosa sería algo así:

unrar e -kb -y nombreArchivo.rar

Nota: Es posible que necesites instalar los paquetes bsdtar y unrar.

Confío que os sirva de ayuda.

Comparte esta entrada: