"Linux está ganando"

>En techradar.com, Graham Morrison realiza una interesante reflexión del panorama que actualmente rodea a Linux y su comunidad. El artículo, escrito en inglés pero bastante sencillo de seguir mediante el traductor (el que nos ofrece Google, por ejemplo), comienza de la siguiente forma:

Linux doesn’t have a CEO. Consequently, there’s no annual keynote hosted by a charismatic alpha male. But if it did, and if there were a conference covering the first half of this year, the first speech would start with three words: “Linux is winning”.

“Linux no tiene un CEO. Consecuentemente, no hay una presentación anual presentada por un carismático líder. Pero si se hiciera, y si hubiera una conferencia que hiciese un repaso a la primera mitad de este año, la primera parte empezaría con tres palabras: “Linux está ganando”.

A partir de ahí, se enumeran las condiciones que se encuentran dentro del ecosistema de la industria del software, que hacen que Linux y los desarrollos creados bajo Software Libre sean tan difíciles de comparar desde el enfoque de sus competidores.

¿Pero de verdad estamos ganando? Primeramente el artículo escrito por Graham Morrison parte de un supuesto hipotético en donde Linux y el Software Libre serían conceptos iguales a los que sostienen Microsoft, Apple o Google.

Es cierto, y aquí todos tenemos algo de culpa, que cuando hablamos de éxito se tiende a pensar en la presencia de tal o cual sistema en los escritorios domésticos y más recientemente en los dispositivos móviles. Tendemos a juzgar por el aspecto. Pero en realidad la batalla es más amplia, en el caso de Linux sus éxitos son los siguientes:

– Presencia absoluta en centros de cálculo
– Romper el mercado privativo existente en las instituciones públicas y académicas
– Ser aplicado en múltiples usos, lo vemos en routers, sistemas de televisión, servidores y electrónica doméstica en general
– Incluso lo encontramos en usos militares o civiles donde la fiabilidad es condición indispensable (centrales eléctricas, aviación, equipos sanitarios, etc.)

Efectivamente, el crecimiento en estos ejemplos ha sido espectacular. Quizá pasemos mucho tiempo discutiendo sobre el aspecto de nuestros escritorios o la poca presencia que tenga nuestro sistema preferido en los equipos de nuestros vecinos y amigos. Sin embargo, en todo lo demás estaríamos ganando.

Sin embargo, queda mucho por hacer, muchos frentes abiertos, intereses creados dispuestos a romper el sueño. Pero no pueden medir nuestro éxito, no tienen forma de hacerlo si siguen usando sus herramientas de medida. Ellos pueden decir que han vendido cientos de miles de licencias de sus sistemas, o presumir de haber llegado a acuerdos millonarios con empresas y administraciones, pero no cuentan con que nosotros no nos movemos por los mismos baremos que ellos aplican. Mientras eso no cambie, Linux está ganando.

Recomendamos la lectura completa del artículo. Podemos leerlo siguiendo este enlace:

Fuente: http://www.techradar.com

Comparte esta entrada: