Linux, Android y el buen momento en su relación con los videojuegos

Charlas con amigos, conocidos. Foros en la red. Si alguien ha intentado defender un sistema operativo basado en GNU/Linux en público tuvo que enfrentar este argumento: “yo uso mi computadora para jugar y en Linux no hay juegos”. Dejando de lado que el uso de software libre va más allá de una cuestión de simple entretenimiento, el argumento tiene su punto. Sí, es cierto, existe Wine. Pero no vayamos con excusas, usarlo es doloroso y siempre hay un problema bueno para complicarte.

Lo bueno es que los usuarios de Linux en los últimos tiempos necesitan depender cada menos de Wine o de tener Windows instalado en una partición de su disco duro para disfrutar de buenos videojuegos. El mercado de los juegos en Linux ha crecido considerablemente, y todavía más destacable es la cifra de crecimiento si cuando decimos “Linux” también nos referimos a Android y el ecosistema de videojuegos para smartphones, tablets, o incluso televisores que se ha formado alrededor del sistema operativo móvil impulsado por Google.

Los usuarios de Android cuentan con una oferta de miles de opciones para descargar y entretenerse. Ubuntu, desde que ha agregado la opción de pagar aplicaciones en el Centro de software ha atraído a algunos desarrolladores a su plataforma. Igualmente el hecho más importante en la relación Linux-videojuegos es la llegada de Steam a Linux. En octubre contaremos con la primera beta de la tienda y plataforma de Valve.

El auge del financiamiento colectivo a nivel mundial pero sobre todo en los Estados Unidos a permitido la puesta en marcha del emprendimiento que tiene como objetivo lanzar Ouya, una consola de sobremesa que permita jugar juegos de la plataforma Android en tu televisión, utilizando un joystick. Las diferencias entre sistemas operativos móviles, plataformas para desarrollo de videojuegos, móvil, escritorio y televisión son cada vez más difusos.

¿Cada vez más juegos en Linux? Sí, ¿cada vez más juegos libres? No sé si la opción es la misma. El debate de trasfondo sigue siendo el mismo, ¿es ético utilizar software no libre en Linux? Personalmente creo que con que las plataformas donde los desarrolladores creen sus aplicaciones sean libres, ya es un gran avance y un gran paso. Los desarrolladores no van a comenzar a programar juegos libres de un día a otro, pero creo que este es un paso en la buena dirección.

Comparte esta entrada: