Las frases que más odio

>Éste es un offtopic en toda regla. Hoy me ha llegado a la mente una pregunta que quisiera compartir con todos los que leen este blog. Como seres humanos interactuamos día a día con otras personas, somos seres sociales donde la comunicación juega un papel imprescindible. Pero hay momentos en los que desearía que todos regresáramos a las cavernas.

Me explico, hay una serie de frases que cada vez golpean con más fuerza el poco sentido común que me queda. Os pregunto si os sucede lo mismo. Un poco como en aquel episodio de Padre de Familia (Family Guy) en donde presentaban un espacio que se llamaba “Lo que me saca de mis casillas”. Por ejemplo, las frases que coloquialmente me rompen son:

  1. Es lo que hay: ¿Qué clase de frase para una respuesta es esa? Si en mi trabajo llovieran rosquillas de todos los colores y sabores, estaría contento con la frase. Pero en un trabajo donde cada día parece que hay un incendio mayor que el anterior, donde los procedimientos se contradicen o no funcionan… que alguien diga esa frase… Si no funciona, ¿por qué no lo cambiamos? Al menos molestarse en recomendar una mejora.
  2. Eso tenías que saberlo: Claro, me pagas el salario mínimo, me pides conocimiento de mil lenguajes de programación, conocimiento avanzado de redes y cien años de experiencia, pero te olvidas de documentar el trabajo que en tu empresa se hace. Tú “jefe”, ¿te atreves a decir esa frase? En fin, voy a tener que añadir a mi curriculum la cualidad de artes adivinatorias.
  3. Cuando lleves tantos años como yo podrás opinar: ¿Qué tiene que ver el chorizo con la velocidad? Si me contratan dentro de una empresa para realizar una función determinada, qué menos que poder opinar sobre las formas de mejorar el producto. Evidentemente pueden existir diferentes cauces administrativos para hacer llegar esa opinión, pero el conocimiento es el que te da lugar a opinar. Confundir experiencia con antigüedad es un campo de minas. Ahora resulta que alguien que lleva veinte años en la empresa, que ni se acuerda de sus comienzos y mejor ni le preguntes como rellenar el formulario YB40-Z tiene potestad para opinar sobre mi trabajo y yo no.
  4. ¿Has probado a reiniciar? Un millón de veces. Señores que subcontratan a empresas cárnicas el desarrollo de su software derrochando fortunas, con el que luego yo trabajo. Su software no funciona, consume memoria como un dinosaurio y no lo puedo resolver porque su software es privativo y debo llamarles para que me ofrezcan una solución tan ingeniosa. Tengo un trabajo que realizar y la primera frase que escucho es ésta. Vale, aquí puede que pequemos todos un poco.
  5. Yo fumo donde quiero porque me da la gana: ¿Porque me da la gana? Qué gran frase. Jefe, mañana no voy a trabajar porque me da la gana. ¿Colará? La gente no respeta, lo peor es que esto lo he tenido que oír en un hospital.
  6. ¿Informático? ¿Me instalas el Windows X7? Ésta creo que es de órdago. Entiendo la confusión de meter en el mismo saco a técnicos, programadores, analistas, jefes de proyecto, etc., pero no entiendo cómo hay gente que cree que somos sus esclavos. Acaso alguien dice: ¿Dentista? ¿Mañana me haces una ortodoncia? (gratis). ¿Modelo? ¿Cuándo quedamos? (vago intento de ligar)
En fin, me he desahogado un poco. Os invito a que os soltéis un poco. A vosotros, ¿qué frase os saca de vuestras casillas?
Comparte esta entrada: