Lanzamiento y primeras impresiones de OpenSUSE 11.3

>Como ya sabéis, ayer salió a la luz la versión 11.3 de OpenSUSE, el sistema operativo libre realizado por la comunidad, con el apoyo de Novell y AMD. Antes de hablar del interior de esta nueva distribución, vamos a comentar nuestras primeras impresiones con el sistema. La versión probada ha sido OpenSUSE 11.3 64bits, con el entorno de Escritorio KDE.


Desde el primer momento, nos encontramos ante un sistema dedicado a cualquier tipo de usuario, con un asistente que nos guiará a través del proceso de instalación de forma sencilla, si bien el momento del particionado puede resultar algo más confuso que en distribuciones como Mandriva o la propia Ubuntu (aunque debemos tener en cuenta que dicho Ubuntu no se encuentra recién instalado). Por otra parte, también es importante decir que el proceso de instalación es realmente rápido, ya que hemos necesitado poco más de media hora para llevarlo a cabo.

Tras la instalación, el arranque es rápido, con resultados parecidos al resto de distribuciones actuales, alrededor de los 30 segundos. Tras el arranque, comprobamos que el consumo de recursos del sistema es bajo, con consumos inferiores a los de Ubuntu 10.04 en la misma máquina, como se observa en las siguientes imágenes:


En un primer vistazo, vemos que OpenSUSE viene con una gran cantidad de aplicaciones por defecto, de las cuales algunas se hacen prescindibles; aunque esta gran cantidad de aplicaciones consigue que prácticamente no necesitemos instalar nada para poder sacar provecho al sistema.
Una de las mejoras más importantes en los últimos tiempos en la distribución del camaleón ha sido, sin duda, la administración de paquetes. Tras la instalación y eliminación de numerosas aplicaciones, debemos decir que el comportamiento tanto de Yast como de Zypper es realmente rápido, aunque aún nos encontramos con algunos problemas en cuanto a la resolución de dependencias en la desinstalación de paquetes.
Después de un día con nuestro nuevo sistema, hemos comprobado que se mantiene estable en todo momento, sin consumir en ningún momento una parte importante de los recursos disponibles aunque, a pesar de esto, hemos tenido algunos problemas puntuales con determinadas aplicaciones, como con el lanzador de aplicaciones por defecto o el propio kopete y, si bien éstos no han resultado recurrentes, es cuanto menos criticable que dos aplicaciones tan habituales como éstas tengan problemas con relativa facilidad.
Antes de centrarnos en los componentes propios del sistema, vamos a hablar del aspecto que encontramos por defecto. Como ya estamos acostumbrados, la integración entre OpenSUSE y KDE es muy buena, con un resultado muy agradable para el usuario a través de una combinación muy bien lograda entre el gris de KDE y el clásico verde que siempre acompaña a esta distribución.


Llegados aquí, vamos a comentar las novedades y características de este sistema, el cual ofrece una gran gama de software por defecto, así como las últimas versiones de cada uno de estos programas. OpenSUSE 11.3 incluye OpenOffice 3.2, Firefox 3.6, y está basada en el kernel 2.6.34. En cuanto a entornos de escritorio, se encuentra disponible en los más populares sabores, entre ellos KDE 4.4.4, GNome 2.30 o LXDE. Podemos consultar la lista completa de versiones en la wiki oficial del proyecto.
Para terminar, dejamos una serie de imágenes, así como los enlaces de las distintas versiones para descargar a través de Torrent:


Y a vosotros, ¿qué os parece esta nueva edición de OpenSUSE? ¿Qué destacaríais?

Comparte esta entrada: