Hosting Java ¿Qué son y para qué sirven?

Cuando se habla de hosting muchas veces nos viene a la cabeza la idea de un alojamiento web que contratamos a un proveedor para poder tener nuestra página web, blog o tienda en linea. Esto es hasta cierto punto normal, pues la popularización de la Web a fomentado que esa idea pero hay más. Actualmente y gracias a las posibilidades que la nube nos ofrece es cada vez más frecuente recurrir a servidores de aplicaciones. Básicamente para no extenderme mucho podría decir que son máquinas destinadas a correr y ejecutar programas o servicios que son usados por nosotros con diferentes propósitos para el manejo de datos. Todos hemos visto en una oficina un viejo servidor que almacena el sistema de gestión o almacena datos importantes, imagina que desde ese servidor puedas correr programas y desde tu PC de escritorio acceder al resultado reduciendo considerablemente el tiempo necesario y el uso de recursos de tu sistema.

Extendiendo un poco más la explicación un servidor de aplicaciones es un programa de servidor en un equipo dentro de una red distribuida que proporciona la lógica de negocio para un programa de aplicación. Para entenderlo tenemos que pensar en el servidor de aplicaciones como parte de una aplicación de tres niveles, que consta de un servidor gráfico de interfaz de usuario (GUI), un servidor de aplicaciones (lógica empresarial) y un servidor de bases de datos y transacciones. De manera más descriptiva, se puede visualizar como la división de una aplicación en:

  1. Una interfaz gráfica de usuario de primer nivel, de front-end, basada en el navegador web.
  2. Una aplicación de lógica de negocio de nivel medio o conjunto de aplicaciones.
  3. Un servidor de back-end, que puede ser un servidor de base de datos.

Así un servidor de aplicaciones puede entenderse como un intermediario. Actualmente este tipo de servidores combina o funcionan dentro de un servidor web. Gracias a las opciones que nos permiten los navegadores actuales es posible acceder a programas complejos directamente desde estos sin necesidad de instalar software adicional. Esto es una gran ventaja sin duda. Mediante un “front-end” en HTML como un formulario, el usuario puede enviar una solicitud a un servidor de aplicaciones y este procesar la información para realizar la tarea encomendada o devolver un resultado a una página web nueva o modificada al usuario.

Este tipo de servidores suelen ser servidores dedicados, muy costosos, o Servidores Privados Virtuales (VPS). Sobre el papel funcionan muy bien como solución ya que nos liberan, como comentaba, de mucha carga de trabajo y recursos gestionando la mayor parte (o la totalidad) de las funciones de lógica de negociación y de acceso a los datos de las aplicaciones. Son soluciones “económicas” si los comparamos con las soluciones que teníamos disponibles hace 20 años.  ¿Quien no recuerda pelearse con CGI o un servidor Active Server de Microsoft?  Pero en la actualidad la cosa se ha simplificado un poco y podemos optar por hosting JAVA que tienen como principal ventaja el poder ser usados desde cualquier tipo de sistema operativo de escritorio o plataforma servidor con un coste muy inferior a las soluciones que antes comentaba.

JAVA es un lenguaje de programación muy extendido. Prácticamente el 80% de las empresas tienen algún tipo de software o aplicación desarrollado bajo este lenguaje o alguna de sus variables. Por eso no es difícil encontrar empresas que proporcionan servidores JAVA como soluciones o complemento a nuestro alojamiento web. Básicamente se tratan de planes compartidos o dedicados en donde podemos disponer de libertad absoluta para personalizar nuestro entorno servidor, acceder a sus recursos, etc.

Un ejemplo lo tenemos en la empresa ANW que ofrece a través de diferentes propuestas soluciones de hosting de aplicaciones JAVA adaptadas a todo tipo de usuarios.  De hecho es de las pocas que permiten desplegar nuestras aplicaciones con un simple click, ahorrando mucho tiempo y eligiendo la versión JDK que queramos.

 

 

Por otro lado sus paquetes incluyen SSL y BBDD MySQL además de un dominio .com o .es gratis. Por lo que son una buena alternativa para aquellas personas que arrancan con su Start-UP y quieren olvidarse los dolores de cabeza que todo “deploy” representa sin grandes diferencias con lo que viene siendo la administración de un hosting web convencional. Todo ventajas.

¿Pero qué diferencias tienen este tipo de hosting frente a un VPS? Costes a un lado la principal diferencia está en la cantidad de RAM disponible. En el caso de ANW y sus planes planes de hosting JAVA contamos con la friolera de 128GB de RAM que  es más que suficiente para resolver la mayoría de los picos de carga mediante un soft-limit correctamente configurado es virtualmente imposible que el servicio se vea comprometido. Todo esto a un precio muy por debajo de lo que un servidor VPS representa. Para entendernos. Si solo queremos lo importante de una naranja ¿para qué quedarnos con todo lo demás? 🙂

En resumen un servidor de aplicaciones puede ser una parte muy importante de tu proyecto. Si solo estás pensando en montar una web quizá no lo necesites pero si tienes en mente algo más complejo deberías tenerlo bastante presente. Del mismo modo los servidores dedicados pueden ser muy versatiles pero también son bastante costosos, y los VPS son geniales pero tienen el problema de que pagas por un paquete cerrado en donde los recursos del sistema pueden verse comprometidos por picos de memoria además de que como los servidores dedicados pueden ser difíciles de administrar. Un hosting JAVA puede quitarte mucho trabajo de encima y ayudar a centrar tus esfuerzos en lo importante y si además cuentas con un proveedor que te facilita el pliegue de tu aplicación con un clic, ya no se puede pedir más.

 

Comparte esta entrada: