Ficheros utiles: ¿para qué sirven?

>A la hora de dar el paso a Linux, uno de los grandes mitos con los que nos encontramos es el de lo complicado que nos resultará configurar el sistema, sus famosas terminales, y sus extensos y complejos ficheros de configuración. Tras lanzarnos a la aventura e instalar nuestro nuevo sistema, nos damos cuenta de que todo esto no resulta, en la mayoría de los casos, cierto, ya que la mayoría de las distribuciones, sobre todo las orientadas a principiantes (Mandriva, Ubuntu, OpenSuse, Mint…) poseen completas herramientas de configuración a través de interfaces gráficas.

Centro de configuración de Mandriva

Aunque estas herramientas ofrezcan todas las posibilidades, es interesante conocer algunos de los ficheros importantes a la hora de mantener nuestro sistema, sobre todo los que puedan ofrecer utilidad de cara al usuario. Por tanto, vamos a ver alguno de estos archivos en nuestra distribución favorita:

  • /etc/apt/sources.list .Este fichero es el que almacena los orígenes desde donde nuestro sistema actualizará y conseguirá el nuevo software. Aquí es donde tenemos los populares repositorios. Si bien cada vez existen más facilidades para actualizar dichos orígenes (como apt-add-repository), una forma rápida y sencilla de modificar los orígenes es añadiendo las líneas correspondientes a este fichero.
  • /etc/X11/xorg.conf. Este fichero incluye todo lo relacionado con la configuración del entorno gráfico. Aquí podemos configurar nuestros periféricos de forma manual, si existiese algún problema con la detección automática; o bien si preferimos hacerlo de forma manual. A través de este fichero podemos modificar cosas como la resolución de pantalla, velocidad de refresco…
  • /etc/fstab. Aquí encontramos información acerca de los discos y particiones disponibles. Este fichero es leído durante el arranque por mount, de forma que podemos decidir qué particiones montar o no a través de la edición de dicho archivo. Como siempre, existen aplicaciones gráficas para llevar a configurar este fichero, como PySDM.
  • /etc/resolv.conf. Fichero fundamental para la resolución de nombres de internet (dominios). Es decir, aquí encontramos nuestro servidor DNS (nameserver), de forma que podemos modificar fácilmente nuestro proveedor DNS, siendo incluso más simple que a través de nuestro NetworkManager.

Estos son solo cuatro de los muchos ficheros de configuración que posee nuestro equipo, si bien dichos ficheros tienen una gran influencia en la interacción con el sistema, ya que cualquier cambio en ellos puede modificar nuestra experiencia como usuarios. Por tanto, es MUY IMPORTANTE tener cuidado en la modificación de estos ficheros, y no cambiar nada que no comprendamos, ya que de lo contrario podríamos dejar el sistema en una situación comprometida 🙂

Comparte esta entrada: