¿Está SUSE y su comunidad, en problemas?

>Hace unas semanas nos encontrábamos con la noticia de la compra de Novell por parte de Attachmate, y el riesgo de un nuevo caso similar al de Oracle y Sun (aún muy reciente, y cada día con novedades) volvía a encontrarse entre nosotros. Además, el hecho de que Microsoft se encontrara aportando casi un 25% del total de la venta, unos 450 millones de dólares, no era precisamente algo que nos pudiese tranquilizar, y empezaron a correr ríos de cibertinta con lo que podría o no pasar, a partir de ese momento, con Novell, SUSE, y toda su comunidad de usuarios.

Un aspecto importante en esta compra es el hecho de que, desde el primer momento, tras la adquisición de Novell por parte de Attachmate se separarían Novell y SUSE en dos líneas de negocio diferentes, de forma que se mantendría el principal activo de Novell, su sistema operativo, independiente al resto; lo que nos lleva a pensar que la intención de Attachmate no es terminar con el desarrollo del sistema de Novell, ni, por tanto, con openSUSE.


Aunque en principio podía parecer que mantener SUSE era la opción lógica, el silencio que mantenía Attachmate sobre el tema podría generar dudas razonables, vistos los problemas que han tenido otras distribuciones como Mandriva. Para intentar aclarar estas dudas, el CEO de Attachmate, Jeff Hawn, concedió una entrevista este pasado lunes a openSuse.org.

En esta entrevista, se tratan diferentes temas, como son el Software Libre, SUSE, openSUSE y la propiedad intelectual, en las que Jeff Hawn comenta que “aunque Attachmate no tiene una larga trayectoria con el Software Libre, sabemos de la importancia de su tecnología, particularmente Linux, y el gran valor que aporta a las empresas”, además de reconocer el gran valor que aporta la comunidad de openSUSE a la hora del desarrollo de SUSE.

A la hora de hablar de SUSE, informa de la intención de crear una unidad propia de negocio para SUSE, de forma que siga trabajando de forma independiente en el desarrollo del Sistema SUSE, buscando un mayor crecimiento y competitividad en el mercado Linux. En cuanto a la posible intención de deshacerse de SUSE, Jeff Hawn se muestra claro: “Todos nuestros esfuerzos irán enfocados en hacer lo necesario para conseguir que SUSE sea lo más fuerte posible con una comunidad tan fuerte como podamos”. Al respecto de Novell, también comenta que seguirán colaborando en el desarrollo del kernel ya que, según comenta, “las contribuciones en el kernel son beneficios para todos”.

En cuanto a la comunidad openSUSE, parece que en Attachmate aún no tienen una idea clara de cómo continuar, si bien deja claro que la intención es continuar esponsorizando y apoyando el proyecto de la comunidad, ya que considera a openSUSE una parte fundamental para el desarrollo de SUSE, por lo que comenta que será necesario seguir trabajando muy de cerca con la comunidad.

Finalmente, en el apartado correspondiente a la propiedad intelectual, deja claro que los derechos que poseía Novell sobre UNIX no han sido vendidos y siguen siendo propiedad de Novell.

Por tanto, y a la vista de lo comentado por el CEO de Attachmate, de momento el futuro tanto de SUSE como de su comunidad openSUSE no corre peligro. Si bien nunca hay que confiarse totalmente, parece claro que la intención de los nuevos dueños de Novell es continuar impulsando el desarrollo de SUSE en particular, y de Linux en general, lo cual esperemos pueda suponer un beneficio para todos y más evoluciones en nuestro sistema.

Comparte esta entrada: