El cliente final… siempre tan amable y original.

>No sé vosotros, yo trabajo en una empresa que oferta servicio técnico a clientes finales. Y siempre se las ingenian para doblar la verdad… plegar el espacio tiempo si cabe para salirse con la suya, todo tiene que ser gratis. Y si no lo consiguen amenazan con denunciarme ante el santísimo mientras gritan y gritan. Lo peor es que no arreglan nada… un ejemplo. Cuantas veces no habremos lidiado con los ejemplos de este vídeo:

Fuente: http://www.orcero.org/irbis/blog/negociando-un-precio/

Comparte esta entrada: