Demandan en Italia a Microsoft por el "Impuesto Windows"

>Navegando por la red encontramos una interesante noticia. Parece ser que ADUC, un organismo de defensa de los derechos del consumidor en Italia, ha interpuesto una demanda contra Microsoft por lo que podríamos llamar “El Impuesto Windows”.

Para entendernos. Vas al centro comercial o cadena especializada más cercana, compras el PC de tus sueños y enciendes el equipo. A continuación comienza tu sufrimiento, aparece el acuerdo de aceptación de condiciones de licencia de Microsoft para el uso de Windows en tu equipo. Evidentemente tienes dos opciones: 1. Decir sí y comerte una licencia de algo que no usarás. 2. No aceptar estas condiciones por lo que tu PC es, digamos, secuestrado, no te da más opción.

Como somos usuarios hábiles, sabemos que con nuestro LiveUSB podemos instalar nuestro Linux (alguien podría optar por Free-BSD) y reclamar luego la devolución del importe o parte proporcional de lo que supone esa licencia que nunca usaremos de Windows.

No sé si alguien lo ha intentado, llamar al centro de atención al cliente de Microsoft y solicitar algo que es legítimo. Devolver algo que te has encontrado y no deseas tener cerca de ti. Es casi tarea imposible.

Supongo que antes era más fácil. Llamabas al fabricante de tu equipo y devolvías el CD de instalación, pero ahora esa práctica de acompañar tu equipo con un CD para instalar tu sistema ya no es lo habitual. El sistema se encuentra en una partición oculta, preinstalado por así decirlo, cuando enciendes tu máquina comienza el proceso de activación.

Desconozco ahora mismo cuál es el marco legal aquí en España, pero la demanda interpuesta por la ADUC además de ser un avance en Italia, podría cambiar la posición de algunas distribuidoras a la hora de poner a la venta sus productos en aquel país.

Quizá FACUA, OCU, CECU, UCE…, organismos defensores de los derechos del consumidor en España, debería observar detenidamente cómo se desarrolla este pleito. Por mi parte espero que con el próximo equipo que compre tenga facilidades para devolver lo que no pienso usar sin tener que pelearme con ningún teleoperador de un centro de soporte.

¿Lo has intentado? ¿Cuál ha sido tu experiencia?

Fuente y más información: The Register

Comparte esta entrada: