Dead Drops: USB que crecen en las paredes del mundo

dd-diy

En en el mundo existe una red que no está conectada a nada y funciona. Tampoco cuenta con grandes infraestructuras ni servidores, pero alberga una gran capacidad. Entre Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia y Palma de Mallorca ya suman 9.000 GB de espacio de almacenamiento disponibles para compartir todo tipo de ficheros.

Dead Drops, que así se llama la red, es un proyecto de Bartholl: El artista propone así una red anónima y desconectada de Internet mediante la cual cualquier puede compartir peer to peer con otros usuarios sin ningún tipo de control o limite impuesto por autoridades.

Dead Drops son memorias USB dispuestas en grietas de muros o lugares donde sería impensable encontrarlas. Su espacio puede ser usado para dejar ahí cualquier tipo de mensaje, ficheros o incluso un virus (cuidado). Por defecto en el momento de su instalación las memorias solo contienen un .txt con el manifiesto del autor explicando la razón de su obra.

Dead Drops 'How to' – NYC from aram bartholl on Vimeo.

Una muy interesante iniciativa a la que podemos sumarnos con seguir las siguientes instrucciones. ¿Quién no tiene memorias USB olvidadas en el cajón?

Comparte esta entrada: