Creando una cuenta invitado en Ubuntu

>Cuando instalas Ubuntu defines la cuenta que vas a usar. Esta cuenta tiene definidos unos derechos que permiten modificar ciertos aspectos del sistema que quizá no desees que otros puedan cambiar.

Ubuntu, y por tanto en Gnome, permite gestionar la creación de nuevos usuarios de forma muy sencilla. Esto nos permite crear un usuario con permisos limitados, esto es ideal en lugares donde nuestro equipo tenga presencia al público y no queramos comprometer nuestro equipo.

Debemos dirigirnos a Sistema -> Administracion -> Usuarios y grupos

En esta pantalla pulsamos en “Añadir” y el siguiente paso es otorgar un nombre a esta cuenta. Vamos a optar por lo simple: “Invitado”. Pulsamos en “Aceptar” y la siguiente pantalla nos invita a seleccionar la contraseña. Podemos indicar que no es requerida contraseña al inicio.

Ahora donde dice tipo de usuario, pulsaremos en “Cambiar”, y seleccionamos “Usuario de escritorio”. Esto limitará al usuario a las opciones por defecto evitando que pueda instalar software o que sus cambios en el sistema afecten a otros usuarios.

Por último, ya tenemos a nuestro usuario “Invitado” entre nosotros, ahora pulsaremos en “Ajustes avanzados”, donde seleccionaremos los privilegios de usuario que queramos definir, en caso de que las opciones por defecto de “Usuario de escritorio” no se ajusten del todo a lo que persigamos. Aceptamos y listo.

Es posible que necesitemos algo más de seguridad. Por ejemplo recomendamos el uso de Pessulus, que permite restringir el uso de aplicaciones en Gnome. También en su momento hemos hablado de Gnome-Nanny, que permite restringir el tiempo de uso del equipo o definir qué webs son accesibles y cuáles no.

Comparte esta entrada: