Android llega a las cámaras

Esta noticia es un ejemplo de la innovación que permite que el código de ciertos proyectos sea libre, o por lo menos abierto a otros desarrolladores. Me refiera a la noticia de Nikon preparando una cámara que utiliza Android y que, revisando sus características, cuesta llamar cámara porque es mucho más.

Las teléfonos y las cámaras son dos mundos que se han comenzado a mezclar hace bastante tiempo. Desde principios de 2000 es muy común ver móviles con cámara integrada. Obviamente que la calidad de esta ha mejorado muchísimo, hoy en la gama más alta de Android, en el iPhone o en el teléfono de 40 megapixels de Nokia (aunque los MP no significan nada) podemos ver cámaras que pueden reemplazar completamente la función de tomar fotos a cualquier persona, exceptuados quizás los fotógrafos aficionados y profesionales. Desde las cámaras, el acercamiento era más tímido, incluyendo Wi-Fi e integración con Flickr, Picasa y Facebook.

Nikon ha la primera empresa de fotografía que ha decidido concretar un acercamiento mucho más importante, y a su vez interesante. La Nikon S800C incluye Android 2.3, Wi-Fi y GPS, pero ¿es un móvil? No, pero lo único que le falta para convertirse es un smartphone es la parte del teléfono, porque el sistema operativo incluido es completamente funcional y el usuario es libre de instalar aplicaciones desde la Play Store.

Las características de la cámara en si misma no dejan de ser interesantes: 10 MP y zoom óptico de 10X, y digital de 4X. Permite también la toma de video en calidad HD 1080p.

Pero no hay dudas de que la mayor atención se la llevará Android, que funciona en una pantalla de 3.5 pulgadas. La finalidad de incluir un sistema operativo así de completo no es la de competir con smartphones y tablets, sino que es una manera eficaz y eficiente para el fabricante, y a su vez útil para el usuario de ofrecer aplicaciones para editar y compartir las fotos tomadas. Puedes compartir (¿o arruinar?) tus fotos en Instagram, en Facebook, en Twitter, usar apps de terceros de edición de fotos, todo sin necesidad de usar otros dispositivo que la cámara. O también puedes sincronizar tu cámara con Dropbox o un servicio similar y ya tener todas tus fotos en la nube y en tus otras computadoras sin necesidad de enchufar cables o insertar tarjetas de memoria.

¿Qué te parece la iniciativa por parte de Nikon de integrar Android en su nueva cámara? ¿Comprarías algo así o prefieres la combinación móvil-cámara profesional?

Comparte esta entrada: