Construye la máquina recreativa más pequeña del mundo con Raspberry Pi Zero

En los 80 y buena parte de la década de los noventa me pasaba horas jugando a marcianitos con los amigos. Supongo que por esa razón todavía cuando veo una recreativa siento ganas de echar una partidita y si por mi fuera tendría una máquina en el salón de mi casa para pasar el rato pero la mayoría son de gran tamaño no aptas para nuestros diminutos hogares.

Tempest in a Teacup es la creación de Phillip Burgess y se trata posiblemente, viendo sus dimensiones -mide 67,2×33,6×35,8 milímteros- de la máquina recreativa más pequeña del mundo. No parece muy recomendable para jugar a gusto con tus videojuegos preferidos pero es un buen detalle para construir por ti mismo o regalar y quién sabe si algún día será un objeto de culto como ya lo son los juegos que puede emular.

tempestinateacup

La Tempest in a Teacup está montada sobre una Raspberry Pi Zero y una diminuta pantalla OLED de 2,4 centímetros de diagonal, cuenta con una versión de Linux como sistema operativo y el emulador MAME para poder correr cualquier juego compatible.

Personalmente creo que ya no tengo escusas para tener una recreativa en el salón. 😉

Fuente: voltaico