Analizamos lo nuevo de VANT, el VANT miniMOOVE N4200

El VANT miniMOOVE N4200 es la última novedad que completa el catálogo de productos que la firma española VANT viene presentando en su tienda online. De reducido tamaño, no mucho más grande que una hoja Din A-4, y ligero peso, apenas 1,25Kg, se presenta como una fresca revisión de uno de los miembros más destacados de la familia VANT.

Primeras impresiones

Orientado a un segmento de usuarios que no desean lo último en potencia a favor de la movilidad y fiabilidad el miniMOOVE presenta una interesante opción para estudiantes, usuarios ocasionales o personas que necesitan estar conectadas en sus viajes pero sin romperse la espalda en su transporte.

De hecho cuando llegó a mi domicilio lo primero que pensé fue que VANT solo me envíaba la caja. La razón es que VANT en todos sus envíos suele establecer tres niveles de protección a sus productos. Tres cajas con su respectiva espuma y envoltorio antigolpes que hacen del envío algo voluminoso pero que garantiza su entrega en perfectas condiciones. Y claro, al tomar la gran caja entre mis brazos aquello parecía ligero de más.

Sacado de mi error, VANT presentaba un equipo muy interesante con un diseño minimal, sin grandes pretensiones, pero que le dota de esa elegancia a la que estamos acostumbrados al probar sus equipos.

Vant miniMOOVE

Con un procesador Intel Pentium N4200 de bajo consumo,  8GB de memoria RAM y una unidad de almacenamiento SSD de 240GB ofrece un tiempo de arranque espectacular por debajo de los 10 segundos.

Se me olvidaba comentar que VANT es uno de los fabricantes nacionales que incluyen GNU/Linux por defecto en sus dispositivos. Eso tiene dos beneficios claros para el usuario, por un lado su fiabilidad probada y por otro el que al ser un sistema operativo libre y gratuito, lo que nos ahorramos en licencias se invierte en un hardware de calidad.

Vant miniMOOVE

Hardware

Y hablando de hardware. El miniMOOVE cuenta, como decíamos, de un procesador Pentium N4200 (Quad Core, 14nm, 1.1GHz, 2MB cache L2, TDP: 6W),  sobre una placa Intel Apollo Lake, una configuración que podemos personalizar par disponer de 2 a 8GB de memoria RAM (DDR3-L  en un zócalo soDIMM) o de 120GB (SSD) a 1TB. Además cuenta con una gráfica Intel HD Graphics 505 que sin ser lo más potente del mercado es más que suficiente para mover la mayoría de los juegos compatibles con GNU/Linux (si estás pensando en Alien Isolation, se mueve pero por las justas).

En cuanto a la conectividad cuenta con la soporte de red cableada y WIFI, Bluetooth, USB3.0 y 2.0, salida HDMI, VGA, y una pantalla HD de 11.6 de acabado mate que hará nuestras delicias. El miniMOOVE es un pequeñín que en nada tiene que envidiar a otros modelos más potentes de la familia VANT.

Pros y contras:

Dicho esto vamos a analizar las cosas que me han gustado las que no así como otras que he echado en falta.

El VANT miniMOOVE viene preinstalado con Ubuntu 16.10. Una distribución bastante reciente y actual para que cualquiera pueda sentirse cómodo. Por supuesto podemos instalar, si lo preferimos, cualquier otro sistema operativo GNU/Linux o incluso Windows, ya que ofrece total compatibilidad. Solo hay que tener en cuenta que necesitamos que nuestra distribución cuente con el kernel 4.8 o superior, de otro modo será imposible la instalación.

La autonomía es buena gracias a su batería de Ion-Litio de 24Wh que proporciona, según mis pruebas, entre 4 a 5 horas de autonomía. Lo cual no está nada mal aunque habría preferido añadir la posibilidad de adquirir una batería de mayor capacidad. En un equipo como este, donde prima la movilidad había estado muy bien. Eso sí, a costa de añadir más peso al conjunto. Por eso creo que habría sido una buena opción añadirlo como una opción para personalizar nuestra compra.

El teclado es estupendo. Es uno de los más cómodos que he usado, pero no está retroiluminado, una opción antes destinada a equipos premium o para gaming pero que cada vez es más común y se echa en falta aquí.

CD-ROM. ¿Alguien usa todavía CD?  VANT como muchos otros fabricantes le ha dado mejor vida y no seré yo quien reclame algo que solo haría aumentar el peso del conjunto y empobrecer la autonomía de su batería. Bien por VANT 🙂

El precio final es correcto. Este VANT tiene un precio base de 356 € y puede personalizarse hasta sus opciones más “top” hasta un total de 499€ y puede comprarse en su tienda online.

Pss, pss… ¿Quieres este VANT? Presta atención durante el día de mañana, 7 de febrero, emitiremos las instrucciones para participar en el sorteo de la unidad analizada. 🙂

  • Anuxi VM

    *___*

  • nam

    la autonomía es posible que sea de “sólo” 5horas por emplear linux. Con ese micro que usa y con SSD, apostaría que en Windows llega a las 7 horas

    ése sigue siendo el punto débil de Linux en computadoras portátiles.

    • Miguel Parada

      optimizando creo que se podría estirar un poco. Sobre windows… hay de todo y depende del hardware usado. He visto ordenadores vivir por horas con baterías muertas usando Linux como el caso contrario. Un ejemplo. Mi ASUS tp300LA se pone en 7 horas usando Linux pero mi Lenovo x230 en cambio no levanta más de 4 reales con una bateria de 6 celdas. :S

      • nam

        mi experiencia es la contraria. Con un Acer (N3540 de micro) en windows estoy 7-8 horas; pero con Ubuntu baja drásticamente a 4-5 horas.

        • Miguel Parada

          Como digo el asunto no es cosa de software, que también, es más de hardware y como acceder a ciertas funciones para unos es puertas abiertas y para otros “y tú quien eres?”