Consejos antes de comprar informática de segunda mano

Más de seis años escribiendo en este blog y sigo usando mi mismo PC portátil, al que se le han incorporado nuevos “amigos” otros equipos rescatados de su destino de acabar en el contenedor de la basura. Y es que, salvo para tareas muy concretas, el reciclaje de equipos o la compra de equipos de ocasión es un excelente opción para no gastar mucho dinero y poder trabajar en nuestros proyectos.

Seamos sinceros, a la hora de realizar un presupuesto para un proyecto, por ejemplo en el proyecto de abrir nuestra oficina, es fácil echarnos las manos a la cabeza al ver en cuánto se queda la compra de un nuevo PC, monitor, impresora, etc. Pero no necesitamos mucha potencia. En la mayoría de los casos solo lo usaremos para el trabajo de oficina (Word, Excel, Powerpoint), navegar por Internet, ver películas, escuchar música, y jugar a juegos básicos. ¿Es necesario tener lo último de lo último? Cualquier PC de menos de cuatro años puede mover esas aplicaciones y aún tendrá vida para otros dos fácilmente.

Pero antes de tomar ninguna decisión, debes tener en cuenta algunos consejos:

El primero de ellos es hacer una lista de tus necesidades y programas a usar. Puede que pienses que con un Windows “pirata” ya la cosa está arreglada pero esa no es la realidad (no, no lo es. No lo pienso discutir). Debes hacer una lista de aquellas aplicaciones que vas a usar a menudo y sus requisitos. La razón es que si vas a pasarte GNU/Linux para ahorrar, muchas aplicaciones profesionales no funcionarán. A esto tienes que añadir que sus requisitos técnicos pueden variar mucho si te decides por “emular” usando WINE o VirtualBox. Lo que nos lleva a que quizá la compra de un equipo de ocasión o segunda mano no sea más que otro dolor de cabeza frente a la solución oficial.

Ya con las cosas claras, toca echar un vistazo a tus tiendas locales o páginas de anuncios clasificados como por ejemplo en computadoras en venta en OLX. Buscar y comparar es la mejor opción para hacerse con la mejor oferta.

En cuanto encuentres tu oferta no te lances a comprar todavía. Lo mejor es ponerse en contacto con el vendedor para conocer si existe alguna garantía, quién es el responsable de la reparación, estado del portátil, etc. Y digo esto por experiencia propia. Que cuando es el momento de compra todo son sonrisas pero cuando las teclas del teclado comienzan a soltarse ya es otro cuento.

Si optas por comprar un portátil tienes que tener en cuenta dos cosas. La primera de ellas es el estado de la batería. Muchos particulares saben que la mejor forma de dar valor a su portátil es comprando una batería nueva. Justamente por eso, a nadie le gusta ver como la batería de su portátil se agota en 20 minutos. Sube un poco el valor de compra, pero la satisfacción aumenta enteros.

Y la segunda cosa a tener en cuenta es el estado de la pantalla. Los pc portátil suelen tener pequeños arañazos ocasionados por las teclas. Eso es debido a un mal trasporte. Y ten en cuenta que es la parte de un portátil más costosa de reemplazar.

Unas olvidadas son las bisagras de la pantalla. Si la pantalla se mueve mucho desconfía. Hay muchas posibilidades de que ese portátil ha sido manipulado. Es cierto que tienden a aflojarse por los años, pero desconfía igualmente. En caso contrario su ajuste suele ser bastante sencillo. Pero lo que quiero decir es que aclares con el vendedor todos los puntos o dudas que surjan antes de hacer la compra.

La idea de comprar un ordenador portátil usado, es que te beneficies de un ahorro significativo sin perder demasiado con respecto a sus características y no “heredar” una ruina.

  • masa enfurecida

    el mejor consejo es no fiarse y revisarlo todo todo y todo antes de comprar.