Disco duro SSD, ¿por qué es un elemento indispensable para cualquier ordenador?

Hoy en día, ya nadie discute que utilizar un dispositivo de almacenamiento de datos es una de las maneras más sencillas de incrementar la velocidad de un sistema informático. De hecho, cada vez son más los medios que apuntan que los discos SSD serán claves para el futuro del almacenamiento a nivel informático. ¿Cuáles son las razones que respaldan esta afirmación?

Un disco SSD (solid-state drive en ingles) también conocido como unidad de estado sólido, es un dispositivo de almacenamiento de datos. Sin embargo, a diferencia de los discos duros portatiles, los discos SSD almacenan datos gracias a elementos de memoria no volátil (como la memoria flash, RAM o EFD); en vez de los tradicionales platos magnéticos que se encuentran en los discos duros convencionales.

Discos SSD Vs. Discos tradicionales – Ventajas del SSD

  • Rapidez

Tanto en la escritura como en la lectura de datos. Los discos SSD son hasta 10 veces más rápidos que los discos duros tradicionales a la hora de procesar datos. A efectos prácticos, esto quiere decir que los usuarios no perderán tiempo mientras el dispositivo registra, busca o graba información.

  • Menos ruido y menos calor

Al no disponer de elementos mecánicos, los discos SSD no producen tanta energía ni tanto ruido como los tradicionales discos duros. Como consecuencia, los SSD trabajan también de manera mucho más silenciosa.

  • Rendimiento alto y constante

Otra de las ventajas de estos dispositivos de almacenamiento reside en su rendimiento. Los discos SSD trabajan a la misma velocidad al 90% de su capacidad.

Por supuesto, el rendimiento puede variar según el hardware y la configuración del sistema, pero siempre optimizará las capacidades del equipo en el qué se use.

  • Menor tamaño

Una de las características de los avances tecnológicos reside en ofrecer la misma capacidad en menos espacio. Esto se ha comprobado en teléfonos móviles, lápices USD, y como no, también en dispositivos de almacenamiento de datos.

Los discos SSD ocupan mucho menos volumen que los tradicionales, ofreciendo la misma capacidad de almacenamiento en un menor tamaño. Las tarjetas Samsung SSD 840 PRO, por ejemplo, están disponibles con SATA 128, 256 o 512 GB.

  • Mayor resistencia

El hecho no contener elementos mecánicos, aporta una mayor resistencia a este tipo de dispositivos. Mientras los discos duros son vulnerable a golpes y caídas, los discos SSD son mucho más resistentes que sus predecesores y se descalibran con menos facilidad.

  • Versatilidad

Por último, vale la pena destacar que una de las mayores ventajas de estos discos es que son los primeros en ofrecer un impecable rendimiento adaptado a diferentes dispositivos como notebooks, teléfonos móviles, y reproductores de MP3.

  • Heriberto Alor Tadeo

    Falto que anotaran las desventajas que tienen, por lo demás todo bien.

    • pedrosonic

      Hace unos años se decía que tenían una vida más corta que los discos duros de toda la vida.